Escucha esta nota aquí

El papa Francisco expresó ayer sus condolencias y solidaridad con las víctimas del accidente en el poblado mexicano de Mazapil, en el que 26 peregrinos murieron y más de cien resultaron heridos al ser embestidos por un camión de carga.

"El papa Francisco, vivamente apenado al conocer la noticia del trágico accidente ocurrido en Mazapil y que ha ocasionado numerosas víctimas y heridos, ofrece sufragios por el eterno descanso de los difuntos", señala una misiva firmada por el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano.

La misiva, divulgada por la Conferencia del Episcopado mexicano, expresa el "sentido pésame" del jefe de la Iglesia católica a los familiares de las víctimas y sus deseos para el "pronto restablecimiento de los heridos".

Filiberto Campos, el párroco del municipio de Mazapil, al que pertenece Santa Rosa, destacó en la mañana frente a los enviados del gobierno federal que a esta comunidad pertenecían al menos una decena de los 26 muertos, cuatro de los cuales son niños de entre uno y cinco años.