Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) declaró improbada la denuncia que el senador de Unidad Demócrata (UD), Arturo Murillo, realizó contra la ministra de Comunicación, Marianela Paco; el gobernador de Cochabamba, Iván Canelas y la gerente general de Bolivia TV, Gísela López. 

La información detalla que la acusación fue formulada por la "vulneración al Régimen de Propaganda", debido a que Canelas y el presidente Evo Morales participaron de una cena ofrecida por la Federación de Empresarios del Departamento de Cochabamba, el 18 de diciembre, en ese espacio, según la acusación, se promovió el Sí.

Conoce más: Morales dice que redes y la prensa son la "derecha"

El acto fue transmitido por Bolivia TV. El opositor adjuntó el video para el análisis de los vocales electorales, hecho que el Gobernador justificó señalando que se encontraba "fuera del horario de trabajo y que no tuvo rol alguno en la organización del evento".

Por su parte, la gerente de BTV presentó un documento en el que afirma que la cobertura realizada "se trató de una transmisión gubernamental "al amparo de la libertad de expresión" y, por tanto, no puede ser señalada como propaganda o campaña electoral.

Lee también: Tres ministros comandan campaña de Sí en Santa Cruz

Finalmente, la ministra de Comunicación presentó un memorial en el que solicitó que se rechace la denuncia. Tras un minucioso análisis, el Tribunal Electoral estableció que "no existe prueba material suficiente para establecer que alguno o alguna de las denunciadas hayan realizado campaña o propaganda electoral haciendo uso de bienes o servicios públicos".