Dos funcionarios aduaneros fueron liberados por pobladores de la localidad de Huachacalla, en el departamento de Oruro, tras ser retenidos por cuatro horas por pobladores del lugar que se oponen al traslado de cuatro camiones con contrabando, informó la presidenta de la Aduana, Marlene Ardaya.

Un chófer de la administración aduanera y un ingeniero que trabaja en el área de infraestructura en la entidad, se encontraban realizando una inspección hacia Pisiga cuando fueron retenidos.

Los pobladores exigen que un 40% de la mercadería incautada se quede en su poder bajo el argumento de que ellos hicieron la denuncia para su decomiso, hecho que fue negado por la presidenta de la Aduana.

"Jamás hicieron conocer la denuncia que debía hacerse antes del proceso de incautación de este pequeño convoy: queremos decir que no es correcta la posición y menos aún con la detención de los funcionarios de la Aduana que no tiene nada que ver con estos temas, porque se trata de un ilícito", explicó Ardaya.

La autoridad vinculó a los manifestantes con los dueños de los cuatro camiones que intentan recuperar la mercadería antes que su contenido sea trasladado hasta depósitos aduaneros.

La retención de los dos funcionarios impidió que la Policía y los agentes aduaneros procedan con el traslado de los camiones, tres de los cuales se encuentran a buen resguardo en el Regimiento Mejillones y otro en instalaciones de la Aduana de Oruro.

Ardaya aseguró que aún no se sabe en qué momento se sacará a los cuatro camiones, debido a que los pobladores siguen en la zona. "Ellos tienen que reflexionar que están actuando ilegalmente frente al Estado", señaló.