El ciudadano peruano Martín Belaunde Lossio, empresario y exasesor del presidente Ollanta Humala, pasó la noche en instalaciones policiales en La Paz, tras entregarse en la víspera al conocerse la resolución del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que ordenaba su detención con fines de extradición. 

Su abogado defensor, Jorge Valda, dijo que solicitarán que el juez cautelar que conocerá la causa disponga la detención domiciliaria de su cliente, mientras la Comisión Nacional del Refugiado (Conare) analiza su solicitud de refugio político. 

"Estamos solicitando a las autoridades. Como el Conare no tiene las instalaciones adecuadas, para que pueda ser trasladado hasta su domicilio con la custodia correspondiente", dijo en la víspera el abogado a medios de comunicación. 

Para hoy está programada una audiencia de Belaunde, aunque las autoridades judiciales guardan total hermetismo sobre la hora y el juzgado en que tendrá lugar. Sin embargo, se tiene un plazo de 24 horas desde su detención para conocer alguna determinación. 

Mientras, el presidente del Conare, Cesar Siles, solicitó una rectificación tras la resolución del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que se considera errónea, según reporta el periódico digital Oxígeno.

 “He recibido el Auto Supremo y he pedido la rectificación del mismo, es incorrecto que la Conare tenga las facultades de aprehender o detener a una persona cuando su función es precautelar los derechos de los solicitantes que tramitan el pedido de refugio. Hemos hecho esta solicitud que esperemos sea respondida a la brevedad posible”, afirmó.

Belaunde ingresó a Bolivia por Desaguadero el pasado primero de diciembre, el día 9 de enero brindó una conferencia de prensa en Santa Cruz y el 16 de enero acudió al Conare en La Paz para declarar. En Perú tiene la condición de procesado, con mandato de prisión preventiva de 18 meses por delitos de corrupción.