Escucha esta nota aquí

La abogada Patricia Salazar Morant acusó al comandante Sabino Guzmán y a otros policías del puesto Los Tusequis de encubrir a un agente que, según ella, planeaba asaltar una remesa del hospital San Juan de Dios y que por ese motivo está siendo intimidada por el acusado, identificado como Joseth I.S.M.
El comandante explicó que la jurista, al parecer, ha inventado la historia del posible atraco para tapar la desaparición de un vehículo y un lío pasional.

Las posiciones
Salazar señaló que ella trabajaba en el hospital como la encargada de la caja de ingresos y que el 7 de septiembre el policía Joseth, que era custodio de reclusos enfermos en el nosocomio, le propuso que le diera fecha y hora del traslado de la remesa del hospital y a cambio le iba a pagar dinero.

La mujer agregó que el 10 y 11 de septiembre visitó al comandante y lo alertó del caso, pero, aparentemente Guzmán no hizo nada y en los días siguientes ella recibió amenazas telefónicas del agente advirtiéndole de que sabía de los movimientos de su hija, de nueve años, en su colegio.
Salazar prosiguió que el 18 del mismo mes, en el tercer anillo y la avenida Mutualista, Joseth y un capitán intentaron secuestrarla cuando ella circulaba en un taxi.

El comandante dijo que ordenó la indagación del caso y se supo que el policía denunciado era dueño de un auto que entregó a un chofer para que lo trabajara como taxi. También se descubrió que el taxista era pareja de la abogada y que este hizo desaparecer el carro, por lo que Joseth presionaba a Patricia para que su novio devolviera el vehículo.
“El policía y el chofer estuvieron presos y fueron liberados por la fiscal Gloria Trigo luego de firmar un documento de garantías entre ambas partes. Jamás voy a encubrir a policías ni a nadie”, manifestó Sabino Guzmán