Escucha esta nota aquí

¿Te imaginas llegar a casa, abrir la puerta de entrada y que miles de bolas de plástico de todos los colores te den la bienvenida?

Así se sorprendió una mamá que tuvo que zambullirse entre pelotas de plástico para entrar a su domicilio. Todo planificado por su esposo, y la complicidad de sus hijos.

Lo mejor de todo fue que armaron una gran cama elástica dentro del living, para que todos los de la familia se lancen desde el segundo piso.

La divertida hazaña fue filmada y publicada en el canal "RomanAtwood" de YouTube el 18 de enero; y en sólo un día ya tiene más de dos millones de visualizaciones.