Escucha esta nota aquí

Luego de varias denuncias presentadas al Ejecutivo desde hace varios años de “proyectos fantasma”, la Contraloría General del Estado (CGE) inició dos demandas por presunto daño económico al estado de más de Bs 71,6 millones, malversados en 154 proyectos desembolsados en el Fondo de Desarrollo para Pueblos Indígenas Originarios y Comunidades Campesinas entre 2010 y 2013.
El Fondo se creó el 2005, dentro de la ley 3058, donde se establece un 5% del total de las recaudaciones del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).
“Este Fondo debió transferir recursos públicos a privados. Pero la Contraloría pudo evidenciar irregularidades, como la falta de control de los proyectos a los que se les asignó recursos y no se realizó casi ningún seguimiento”, dijo ayer, el contralor, Gabriel Herbas.
Con esa base, la CGE sentó demanda a la Fiscalía en diciembre, contra los ex directores ejecutivos Elvira Parra, Daniel Zapata y Marco Antonio Aramayo, entre otros. Se vinculó a representantes legales y responsables de las comisiones de administración y ejecución de proyectos y a un centenar de personas entre beneficiarios de proyectos y titulares de cuentas bancarias.
Aparecen los nombres del presidente de la Confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB-Orgánico), Adolfo Chávez, y de la candidata a la Gobernación de La Paz, por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Felipa Huanca.
La segunda demanda es por incumplimiento de deberes, contratos lesivos al estado y conducta antieconómica, por la suma de Bs 598.395, por un módulo de producción de cerdos en Beni.

Repercusiones
Elvira Parra manifestó al diario EL DEBER que para dar recursos a las organizaciones indígenas, los proyectos eran revisados y tenían el visto bueno del Ministerio de Desarrollo Rural.
Por su parte, Adolfo Chávez recordó que había presentado varias denuncias ante al menos cinco ministerios del gobierno, pero que nunca se los investigó. En su caso, manifestó que el solo firmó como representante, pero no ejecutó los proyectos. Se quiso conversar con Felipa Huanca, pero se encontraba en una provincia de La Paz. Ella habría recibido un desembolso en su cuenta bancaria.
En un comunicado público, el Conamaq-Orgánico, acusa al MAS de financiarse sus propios proyectos políticos con dinero del fondo.
Recuerda la muerte del campesino Jacobo Soruco, por haber denunciado corrupción en esta instancia y de una supuesta parranda en octubre de 2013, en oficinas del Fondo

“Pedimos mayor transparencia”
Juan Carlos Núñez - DIRECTOR JUBILEO
Como fundación, hicimos una investigación sobre el Fondo Indígena en agosto de 2011, en la cual verificamos una baja ejecución de recursos de un 5%. Desde ese entonces no logramos hacer un seguimiento.
Ahora estamos sorprendidos frente a esta información pública, de las irregularidades cometidas. Entendemos que la Contraloría ha planteado procesos en el fondo.
Será interesante mirar otra vez desde nuestra institución, porque estamos hablando de recursos que provienen del IDH. Suponemos que el tema irá a evaluarse en el marco del pacto fiscal para saber si fueron bien manejados.
Por las noticias que hoy tenemos, pedimos del Fondo Indígena mayor transparencia y acceso a la información de lo que está aconteciendo al interior de esta entidad.
En un momento dado, analizamos que en el fondo había un proceso de institucionalización y gestión demasiado lento. Pasaron años de asignación de recursos y en 2009 opera este fondo, con la conformación de un directorio y un consejo integrado por organizaciones.
Fue una débil institucionalidad que se fue estableciendo. Eso ya se detectaba en ese año de 2010 y ese fue el resultado de la ejecución tan baja que se registró

MÁS PROYECTOS

Por bs 74,6 millones
La Contraloría investiga otros 100 proyectos que anticiparon hasta tres desembolsos por Bs 74,6 millones que no tienen ningún cierre de proyecto.
Otros Bs 132 millones
Al menos 169 proyectos se habrían ejecutado un 100%; sin embargo, no existen cierres de obras. El monto alcanza a los Bs 132 millones.
Desarrollo rural
La Contraloría ha exigido al Ministerio de Desarrollo Rural que inicie las acciones que correspondan sobre este tema y determine responsabilidades.