Escucha esta nota aquí

El embajador argentino, Ariel Basteiro, aseguró que el gobierno del presidente electo de su país, Mauricio Macri, cambiará la política migratoria endureciendo los controles de ingreso y disminuyendo las políticas sociales a favor de los extranjeros.

Basteiro además recordó las declaraciones de Macri en contra del ingreso "masivo" de bolivianos, paraguayos y peruanos, a quienes asoció a actividades ilícitas como el narcotráfico y la delincuencia. 

En una entrevista con ANF en vísperas de recibir el Cóndor de los Andes, máxima distinción que entrega la cancillería boliviana, Basteiro aseguró que con el cambio de gobierno en su país habrá modificaciones sustanciales en la política migratoria.  

"Va a haber una amplia modificación de esta realidad, convendría que investigaras y vayas a ver las declaraciones de Macri respecto a lo que dijo hace un año, de que el gobierno (de Cristina Kirchner) tenía la responsabilidad por haber permitido una migración descontrolada de bolivianos y paraguayos, que lo único que hacen es llevar delincuencia y narcotráfico a nuestro al país", señaló.

El "diplomático político", como prefiere ser llamado, dijo que la ley migratoria argentina es mucho más flexible, idónea y dinámica para concretar una doble nacionalidad o residencia que la boliviana.  

"Aquí (en Bolivia), todavía tenemos mucha restricción; sí un argentino quiere venir a residir debe hacer trámites muchísimo más engorrosos que en Argentina, y en Argentina cualquier boliviano tiene derecho de cobrar las asignaciones universales, el bono escolar, a las madres embarazadas se les da una cobertura médica y económica, se le paga un ingreso mensual por embarazo, se les paga un ingreso de tres años de lactancia, y lo cobran bolivianos o argentinos -residentes o no- y abrimos nuestros hospitales sin ningún tipo de control (…), cosa que Bolivia no hace con un residente argentino si viniera a instalarse aquí", afirmó.

En ese contexto, Basteiro destacó que Argentina durante el periodo del kirchnerismo tuvo una actitud de integración y hermandad con la región, reflejada en una ley de avanzada con la igualdad de derecho de nacionales y extranjeros residentes en Argentina.

Declaraciones de Macri

Mauricio Macri, cuando fungía como jefe del gobierno porteño, señaló en una sesión ante el Legislativo que "esto se suma a una política migratoria del gobierno nacional de no hacer respetar la ley, es algo que está perjudicando claramente a los que menos tienen, y no pueden defenderse (…). Por eso quiero pedirle a la señora presidenta que trabajemos juntos en esto, que dejemos las mezquindades y entendamos que no podemos seguir tan expuestos como sociedad a una inmigración descontrolada, al avance del narcotráfico, al avance de la delincuencia, todos queremos vivir en libertad"

El ahora presidente electo de Argentina también calificó como un "desastre" la política de inmigración por su descontrol. En una entrevista con un canal televisivo en 2009 dijo que "Argentina es un colador, cualquiera de Paraguay, Perú o Bolivia ingresa y se instala preferentemente en las villas de la ciudad, porque tiene sistema de salud y educación mejor que en sus países". (Ver el video que encabeza la nota).

Giro en Argentina  

Con el giro que dio su país hacia la "derecha conservadora" tras el balotaje del domingo, cuando Macri se impuso con el 51,61% de votos frente al peronista Daniel Scioli, que obtuvo el 48,39%, el diplomático Basteiro dijo que "habrá un presidente para dos países", debido a la supuesta polarización argentina.  

Calificó a Macri como el "mensajero" de Estados Unidos, que buscará rearticular a la derecha de la región para adormecer y afectar los intereses del Mercado Común del Sur (Mercosur), a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAJ) y alinearse con la Alianza del Pacífico.  

"Hubo una muy buena relación entre nuestros presidentes y nuestros pueblos en estos 12 años, que se intensificó y llegó a punto máximo este año, siendo Bolivia el país que ayudó a promover en Naciones Unidas la legislación contra los fondos especulativos, más allá de la presentación argentina, el embajador Bolivia, Sacha Llorenti, se encargó de que este tema llegara a buen fin", sostuvo.