Escucha esta nota aquí

El clásico cruceño 181 de la Liga terminó en polémica debido a las decisiones del árbitro cruceño Ivo Méndez, que se equivocó al anular un tanto legítimo al argentino César Pereyra a favor de Blooming por una supuesta posición adelantada cuando el atacante estaba habilitado por el capitán de Oriente. La actuación del juez no estuvo a la altura de un partido importante.