Carlos Alberto Padilla Parada, propietario de la empresa Army Security, fue convocado por el Ministerio Público a declarar en el marco de las investigaciones sobre supuestas irregularidades por parte de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra en la adquisición de un centro de monitoreo móvil para la ciudad, compuesto principalmente por un camión de vigilancia y un dron. El equipo fue rechazado por la Policía con el argumento de que no cumple con los requerimientos. EL DEBER tuvo acceso al documento de la Fiscalía.

Padilla, ex modelo y más conocido como ‘Chichito’ Padilla, declaró que desde hace ocho años Army Security ofrece servicios de seguridad a empresas que, de acuerdo a requerimiento, también realiza la venta e instalación de cámaras de vigilancia, pero en todo este tiempo nunca vendió equipos de la magnitud de los que solicitaba la Alcaldía.

VIDEO Fiscal no descarta citar a Percy por el caso dron
,

A la pregunta del Ministerio Público sobre el tipo de contrato que realizó con la comuna cruceña, Padilla respondió: “Yo recibí una llamada de la Alcaldía de un secretario que no recuerdo el nombre, el 1 de diciembre de 2014, para ver si quería entrar a una contratación de un centro de monitoreo para la Policía Boliviana y yo le dije que sí, di mi dirección (…) y al día siguiente me llega la carta con toda la carpeta y un CD con las especificaciones técnicas. Me dieron plazo hasta el 8 de diciembre para presentar mi propuesta (…)”.

Según el gerente de Army Security, su empresa e Imperio Security fueron las únicas que llegaron a la fase de apertura de sobre. La suya pidió 3.700.000 bolivianos y la otra, 3.758.400. Al día siguiente recibió una resolución administrativa indicándole que había sido elegido y que se procedería a la contratación directa. La firma del contrato se hizo el 15 de diciembre de 2014 y la entrega del centro de monitoreo consistente en un camión adecuado para tal efecto, el 26 del mismo mes.

VIDEO El caso dron contado en 80 segundos por EL DEBER,

Otra de las preguntas que le hizo el Ministerio Público fue: “Diga usted con relación al origen de los equipos”, el ex modelo y ahora propietario de una empresa de seguridad, respondió: “Todo lo que llevaba el centro de monitoreo fuimos comprando de donde pillábamos los equipos de La Ramada o de otros lugares”.

El Ministerio Público también preguntó: “¿Qué experiencia tiene usted por el equipo solicitado por la Alcaldía?”. “Referente a eso, la empresa siempre se ha dedicado a lo que es la seguridad y monitoreo y por eso entré a esa invitación por parte de la Alcaldía (…) Nunca vendí un equipo de la magnitud que me pidió la Alcaldía”.

,