Escucha esta nota aquí

La peste de los pequeños rumiantes, una enfermedad viral que mata cada año a millones de ovejas y cabras, ya se ha propagado por 76 países tras los nuevos brotes registrados en Georgia y las Maldivas, informó hoy la FAO.

En un comunicado, la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) advirtieron de que esa peste se está extendiendo rápidamente, sobre todo en África, Asia y Oriente Medio.

En esas zonas viven cerca del 80% de los 2,1 millones de pequeños rumiantes del mundo, activos importantes para los hogares rurales pobres.

Recientemente se han detectado brotes en Georgia, lo que significa que la enfermedad ha llegado a un nuevo territorio, y en las Maldivas, demostrando que incluso las islas son vulnerables a esa plaga.

La peste de los pequeños rumiantes es capaz de acabar con hasta el 90% de los animales infectados en pocos días y causa pérdidas anuales de más de 2.000 millones de dólares.

La FAO y la OIE lanzaron el año pasado una campaña para erradicar la peste de los pequeños rumiantes antes de 2030, como ya se hizo con la viruela y la peste bovina.

Los expertos recomiendan medidas de control que incluyan la vacunación de 800.000 ovejas y cabras, el establecimiento de zonas de cuarentena y una mayor vigilancia de los animales en las áreas adyacentes.

En Bolivia no se tiene conocimiento de casos de la peste de los pequeños rumiantes. Rodrigo Hoyos, especialista en ganado caprino de la Facultad de Veterinaria de la UAGRM, dijo que no hay reportes del Senasag haciendo la alerta por esta enfermedad viral.

"En el país no hay casos de esta peste, la enfermedad más común son casos respiratorios o gastrointestinales, pero estos no son mortales, se los puede contrarrestar con vacunas", explicó Hoyos.

Por el momento se están elaborando planes de trabajo a nivel regional y nacional, y aunque existen vacunas de calidad y asequibles, falta todavía reforzar la capacidad de los laboratorios y crear sistemas de distribución para garantizar su eficacia y el acceso de las comunidades de pastores en lugares remotos. 
?