Escucha esta nota aquí

El dirigente gremial Jesús Cahuana tenía que prestar su declaración este sábado; sin embargo, el aludido se acogió al derecho constitucional del silencio y su audiencia cautelar fue programada para el domingo.

Cahuana fue aprehendido este viernes 12 de diciembre a raíz de una denuncia que le interpuso la secretaria de Parques y Jardines del municipio cruceño, Angélica Sosa, que lo acusó de acoso y violencia política hacia la mujer.

El abogado del dirigente gremial, Otto Ritter, indicó que su defendido se acogió al silencio debido a que la fiscal del caso, Gloria Trigo, está actuando al margen de la ley, porque, a decir del jurista, a la magistrada se le han vencido los plazos y el mandamiento de aprehensión fue ilegal.

La fiscal está deliberando cuál va a ser la resolución respecto a la liberación o no de Jesús Cahuana”, informó Ritter.

Anuncian ampliado gremial

Griselda Muñoz, dirigente gremialista, anunció que los comerciantes realizarán un ampliado departamental en donde definirán la postura ante la detención de su máximo dirigente.

En las instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) un gran número de gremialistas han sentado una vigilia exigiendo la liberación de Cahuana.

Origen del proceso contra Cahuana

Angélica Sosa denunció a Jesús Cahuana ante el Ministerio Público por los delitos de acoso político y violencia en contra de las mujeres, ante las denuncias que realizó el gremial de supuestos negociados de los puestos en el nuevo mercado modelo La Ramada por parte de la funcionaria municipal.

Jesús Cahuana es un dirigente gremial de larga trayectoria que incursionó en política en los años 90 junto a Unidad Cívica Solidaridad (UCS), partido por el que llegó a ser concejal e incluso alcalde interino de Santa Cruz.