Opinión

Cara a cara...

PEDRO RIVERO JORDAN Hace 10/28/2018 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

En una pequeña comunidad cruceña, una maestra golpeó duramente con un palo a una estudiante de 11 años porque no estudió. La docente dijo que quería que ‘su niña’ no sea desaplicada. Una adolescente es noticia por haber acuchillado a dos muchachos por un lío pasional. También por estos días un influyente ‘representante del pueblo’ fue denunciado por agredir violentamente a su expareja durante el tiempo que duró su tormentosa relación. En tanto, los casos de infanticidios, feminicidios y de violaciones de menores son de una creciente y espantosa estadística en el país. Según el sicólogo alemán Erich Fromm (1900-1980) una ‘sociedad enferma’ es aquella donde la violencia, la delincuencia, las drogas, el irrespeto y el desorden institucional abarcan todos los renglones del estado...en una ‘sociedad enferma’ están extraviados los valores morales, abandonados los buenos modales y destruidos los sentimientos de la solidaridad humana. La sociedad boliviana presenta, inequívocamente, los síntomas del mal. Somos una sociedad enferma. Urge encontrar el remedio para la cura.

Bolivia y Perú comparten el Titicaca, el lago navegable más alto del mundo. El narcotráfico y el contrabando lo utilizan de ida y vuelta. Hace poco, una embarcación se hundió misteriosamente y murieron los siete ciudadanos peruanos que iban a bordo. Las causas del hecho son atribuidas a ‘narcopiratas’ que operan en el ‘lago sagrado’, cuyas aguas agitan la delincuencia y la violencia. Hace falta reajustar los controles en esa importante zona lacustre binacional.

El nuevo fiscal general, Juan Lanchipa, recibió un ‘presente griego’ al iniciar sus actividades: más de 200.000 causas de carga procesal que le dejó su antecesor, Ramiro Guerrero, que, no obstante, evaluó como ‘positiva’ su gestión de seis años, aunque dejó sin resolver casos de relevancia, como Fondioc, Zapata, Banco Unión, terrorismo, Chaparina, La Calancha, corrupción en YPFB, la muerte del viceministro Illanes, entre otros. De yapa, una senadora oficialista pidió cárcel para Guerrero por su actuación en el caso del bebé Alexander y por la sentencia a 20 años de prisión dictada contra un médico inocente.