Escucha esta nota aquí

El obispo de El Alto Monseñor Eugenio Scarpellini señaló que la situación que viven los enfermos con cáncer, es una muestra de las graves lagunas que existen en los servicios de salud y del abandono del Gobierno a esta población vulnerable.

"La angustia y la impotencia de los enfermos de cáncer que hemos visto manifestar y reclamar en estos días, son una muestra de las graves lagunas de nuestro servicio en salud y del abandono e insensibilidad gubernamental en que viven, ellos son una categoría de pobres en nuestro país", manifestó el Obispo en su homilía dominical, en la Basílica Menor de San Francisco, La Paz.

Las repercusiones surgen luego de que los enfermos con cáncer del Hospital de Clínicas de la ciudad de La Paz asumieron una serie de medidas de presión, para que sus demandas sean escuchadas por las autoridades departamentales y nacionales, toda vez que esta enfermedad se cobra la vida de las personas por falta de una adecuada atención en su salud.

Frente a la realidad que viven estas personas, los discursos del Gobierno sobre el crecimiento económico y la bonanza económica "suenan falsos y estridentes", puntualizó Scarpellini, al expresar su preocupación de la Iglesia en torno a la angustia e impotencia que viven las familias que tienen a una persona con cáncer.

Respecto al caso de los enfermos con cáncer, esta pasada semana el  presidente Evo Morales anunció que el Gobierno nacional pagará durante un año todo el tratamiento de radioterapia en la ciudad de La Paz, se priorizará a las personas que tengan la enfermedad avanzada y sean de escasos recursos.

Por otra parte, lamentó que en el contexto político electoralista se viva un ambiente de descalificación verbal, entre una y otra posición política con el fin de conseguir el poder y se manejen discursos del bien común y de la democracia en el que priman los intereses personales sobre los intereses colectivos de la sociedad.