Escucha esta nota aquí

El procurador General del Estado, Héctor Arce, aseguró el martes que el equipo jurídico internacional es "vencedor" y no necesita ser reforzado para afrontar la segunda fase de la demanda marítima boliviana instaurada contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, por una salida soberana al océano Pacífico.

"El equipo que tiene Bolivia, es un equipo altamente calificado, está formado por los mejores profesionales reconocidos en el mundo entero, es un equipo que además responde a las diferentes corrientes del derecho internacional que confluyen en la Corte Internacional de Justicia, es un equipo vencedor y no necesita ser reforzado", señaló a los periodistas.

Según Arce, Chile debería reforzar su equipo jurídico y cambiar a su agente ante La Haya, José Miguel Insulza.

"Chile está solo en el contexto internacional y tiene serios inconvenientes al interior del propio país, lo que no ocurre con Bolivia, Bolivia es un país que se mantiene unido, que recibe apoyo internacional, que está llevando con absoluto éxito, idoneidad y transparencia su demanda marítima", afirmó.

Las palabras de Arce se producen en medio de la visita a Bolivia de Gabriel Gaspar, que es es embajador en misión especial de Chile, y fue una de las personalidades que se sumaron recientemente al equipo jurídico de Santiago para la demanda ante La Haya. 

Reunión con el Consejo Marítimo

Asimismo, Arce ratificó que el 10 y 11 de febrero próximo, el presidente Evo Morales se reunirá con el Consejo Nacional Marítimo y los asesores jurídicos internacionales en la ciudad de La Paz para analizar y revisar la estrategia jurídica ante la CIJ.

En 1825, Bolivia nació a la vida independiente con una costa de aproximadamente 400 kilómetros sobre el océano Pacífico. 54 años después, en 1879, Chile invadió y ocupó por la fuerza el territorio del departamento de Litoral, desde entonces privó al país de un acceso soberano al mar y de un territorio de al menos 120.000 kilómetros cuadrados.

En 2013, Bolivia sentó a Chile ante La Haya, en busca de un "diálogo sincero" para resolver la demanda marítima boliviana.

Chile había objetado en 2014 la competencia de la CIJ para conocer la demanda marítima boliviana, y después de 14 meses, ese tribunal internacional rechazó ese recurso interpuesto por La Moneda.