Escucha esta nota aquí

La Asamblea Legislativa Plurinacional autorizó la firma de contratos para la exploración en las áreas petroleras San Telmo Norte y Astillero en Tarija, y Abapó en Santa Cruz, tras su aprobación en el Senado el pasado jueves. Los contratos significarán una inversión de $us 1.362 millones y se estima hallar 3,18  Trillones de Pies Cúbicos de Gas (TCF).  

El  presidente de la Comisión de Economía Plural, Ignacio Soruco, confirmó a EL DEBER que las autorizaciones se dieron para los tres bloques por unanimidad y solo falta la promulgación del presidente Juan Evo Morales la próxima semana. 

El legislador informó que YPFB Corporación debe suscribir contrato con Petrobras y YPFB Chaco para que inicien las exploraciones en San Telmo Norte y Astillero, con un potencial de 2 TCF de gas natural y 10,5 millones de barriles (Mmbbl) de líquidos, localizado entre las provincias Arce y O´Connor en Tarija. 

Según datos técnicos, San Telmo Norte tiene 95. 250 hectáreas y la operadora invertirá $us 193,4 millones en exploración y explotación. Astillero tiene una superficie de 21.093 hectáreas y allí se invertirán $us 489,9 millones.

El senador Fernando Campero, de UD, dijo que se opuso a la autorización de los contratos, debido a que no hubo consulta previa.

En su criterio, la aprobación se hace al final de la gestión legislativa, sin considerar el reclamo cívico en Tarija porque la intervención tendrá su impacto ambiental en la Reserva Nacional de Flora y Fauna de Tariquía (Rnnft).

En el caso de Abapó, Soruco indicó que el contrato debe suscribirse entre YPFB y  YPF de Argentina, que invertirá $us 679 millones en una zona tradicional con un potencial de 1,18  TCF de gas y 3,8 millones de barriles de líquidos.

Repercusiones
El exministro de Hidrocarburos  Alvaro Ríos  señaló que el país necesita reponer las reservas de gas usadas en el mercado interno y para exportar, por eso afirmó que estos contratos son parte fundamental para el sector.

“Estas empresas (YPF y Petrobras) ven el gas de Bolivia como un energético competitivo”, dijo y aseguró que los resultados se verán en Tarija en 2019. “Y en el caso de Abapó para 2020 o 2021, porque esa área requiere de sísmica”, explicó. 

José Luis Parada, asesor general de la Gobernación de Santa Cruz, afirmó que la exploración ha sido el talón de Aquiles del Gobierno y  “que no se aprovecharon los mejores 10 años de precios altos de petróleo y exportación de gas a Brasil y Argentina”.

“Estos anuncios tienen retraso de 10 años, su maduración y producción final tardará entre 4 y 5 años, dependiendo del resultado de los campos trabajados”, detalló. 

Freddy Castrillo, secretario de Energía de la Gobernación de Tarija, manifestó que cualquier entendimiento en tema de hidrocarburos es positivo para su departamento y para el país, siempre y cuando ocurra en aspectos reales y sobre todo efectivos.

“Tarija vive de los hidrocarburos y preocupaba que desde hace 10 años  no se explore”, afirmó.  
El exsuperintendente de hidrocarburos Hugo de la Fuente, dijo que la firma de contratos es esperanzadora, pero no hay seguridad de que se va a encontrar gas. En Bolivia de ocho campos que se perforan solo dos tienen éxito.