Escucha esta nota aquí

El campus de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) de Cochabamba otra vez ha sido escenario de enfrentamientos, esta vez, entre universitarios. Los que apoyan a la Federación Universitaria Local (FUL) están atrincherados dentro de la U, y otro grupo intenta abrir la casa de estudios superiores para que se reanuden las clases.

La refriega no solo se registró en el interior de la UMSS, también en sus alrededores. La Red Uno mostró imágenes de universitarios agarrándose a golpes en la plazuela Sucre, en la avenida Oquendo y en las calles Bolívar y Sucre.

Se informó de que hasta las 13:30 había 15 estudiantes heridos de diferentes bandos como producto del uso de bombas molotov, palos y piedras. Hasta ese momento la Policía no había ingresado a la universidad estatal de Cochabamba para disuadir a los protestantes.

El conflicto se originó hace tres meses con la Resolución 1/2015 del Ilustre Consejo Universitario (ICU) que da luz verde a los docentes para que puedan subir de la categoría y ser titulares sin necesidad de examen de competencia.

Esta disposición consternó a los estudiantes que iniciaron las protestas para pedir la anulación de dicha normativa, pero se encontraron una férrea oposición de la dirigencia docente.

A consecuencia de este desacuerdo y de los continuos enfrentamientos, a mediados de junio los universitarios, a la cabeza de la FUL, decidieron paralizar el semestre y atrincherarse en el campus.