Sebastián Pereira Flores demuestra que con dedicación es posible brillar en el campo de las matemáticas, una rama temida por muchos estudiantes.

Tiene 17 años y a lo largo de su vida estudiantil ha conseguido diversos reconocimientos por su buen desempeño en olimpiadas estudiantiles departamentales y nacionales. Ahora, se alista para un desafío mayor: representar a Bolivia en la competencia internacional de matemáticas, que se realizará el próximo mes en Tailandia.

Sebastián cursa el sexto de secundaria en el colegio Franco Boliviano. Viajará a Tailandia junto con cuatro estudiantes de otros departamentos (Potosí y Oruro), con quienes integra la delegación boliviana que participará de dicha competencia. “Es una gran responsabilidad.

Queremos dejar el nombre de Bolivia en alto fuera del país”, dice el estudiante, que está abocado a prepararse para lograr este objetivo. En dicha competencia participarán delegaciones de 100 países.

Él cuenta que para formar parte de esta delegación se sometió a tres pruebas que el Ministerio de Educación tomó a los estudiantes que se destacaron en las olimpiadas nacionales del año pasado. De hecho, él ganó el primer lugar en la olimpiada departamental de 2014 y una mención especial en el concurso nacional.

Brillante desde niño
Sebastián afirma que su pasión por las matemáticas empezó siendo un niño. “Desde pequeño siempre me gustó resolver problemas matemáticos, luego vi el nivel de las olimpiadas y pensé que eran problemas que yo podía resolver”, dice. Y fue así que obtuvo su primera medalla de oro, estando en quinto de primaria.

El joven, que es un orgullo para sus padres y para su colegio, tiene una vida normal, solo dedica unas horas extras al estudio de los números. Como todo chico de su edad, tiene amigos, ocasionalmente hace vida social y le gusta jugar fútbol. La clave para brillar en los estudios es la organización, según aconseja.

El estudiante aclara que el nivel de las olimpiadas no requiere conocimientos teóricos muy complejos, sino más bien de imaginación para resolver los problemas que se plantean en este tipo de competencias. Se siente agradecido con el apoyo que recibe de sus padres y del colegio.

Precisamente, el director del establecimiento educativo, Agustín García, manifestó que el establecimiento tiene como prioridad la enseñanza de las matemáticas, física, química, computación e inglés, pues uno de los objetivos es preparar a los estudiantes para un examen que les da la oportunidad de ingresar a universidades del exterior