Escucha esta nota aquí

El Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, informó que el Tribunal Primero de Sentencia de La Paz, en audiencia fijada en Santa Cruz, dictó sentencia condenatoria ejecutoriada, en procedimiento abreviado, contra Ignacio Villa Vargas, alias “El Viejo”, imponiéndole la pena de ocho años de presidio.

Según la información ofrecida por la autoridad, se lo sanciona por la comisión del delito de terrorismo en el grado de complicidad, dentro del denominado caso de “Terrorismo I”.

Guerrero explicó que en la audiencia de esta mañana, “El Viejo” admitió su culpabilidad, ratificando plenamente las acusaciones planteadas desde un primer momento por el Ministerio Público.

Manifestó que la importancia de dicha sentencia, para uno de los principales implicados en el caso, radicó en que se demostró la tesis que el Ministerio Público planteó en la acusación: la existencia de un movimiento separatista en la ciudad de Santa Cruz, que motivó una serie de actos ilícitos, entre ellos, el atentado explosivo contra la casa del cardenal Julio Terrazas, en abril del 2009.

Asimismo, indicó que la sentencia evidencia la existencia de una gran cantidad de personas involucradas en el hecho, a la cabeza de Eduardo Rozsa, quienes pretendían separar Santa Cruz de Bolivia, cometiendo, además, los delitos de Terrorismo y Armamiento Armado.

Señaló que esta sentencia es un paso esencial y de gran importancia, porque a partir de ello se tiene cierta certeza de la participación de los demás coacusados y que el Ministerio Público continuará trabajando hasta concluir el juicio y sancionar a los demás responsables.

Finalmente, la autoridad confirmó que la pena de ochos años se cumplirá en el penal de Palmasola y que Villa Vargas y su abogado renunciaron al Recurso de Apelación, quedando Ejecutoriada la Sentencia.

Antecedentes


El ministerio de Gobierno recuerda que hasta el momento son 170 incidentes y excepciones (conocidos como chicanas en la jerga litigante), presentados por los 21 procesados para obstaculizar el proceso contra los separatistas, "la sentencia a Villa Vargas es una demostración de que la justicia tarda pero llega".

En total son 39 los acusados en este caso; de ellos, 17 fueron declarados rebeles y prófugos de la justicia y uno, Lucio Añez Rivera, fue declarado interdicto.

Según el Ministerio Público, el grupo de mercenarios reclutados por Rozsa llegó a Bolivia a fines de 2008 e inicio de 2009 con pasajes aéreos pagados por Alejandro Melgar, que en ese entonces era abogado de la CAINCO de Santa Cruz.

Un informe oficial de la empresa Aerosur con fecha 10 de julio de 2009 establece que Michael Dwyer, Arpad Margyarosi, Elôd Tóasó, Mario Francisco Tadic Astorga, Gaspar Daniel, Dudog Gabor, Pistovcak Iván, Révesz Tibor, Tamás Lajos Nagy abordaron vuelos de Aerosur en Madrid, España para trasladarse rumbo a Santa Cruz, Bolivia. Melgar se dio a la fuga ante la evidencia de que había pagado esos viajes.

Otro de los prófugos y supuestos financiadores del grupo separatista, Branco Marinkovic, reapareció en Sao Paulo en octubre de 2013 en una fotografía junto al dirigente opositor Jorge Tuto Quiroga y el exsenador y también prófugo Roger Pinto.,