Escucha esta nota aquí

La fábrica de pinturas Coral, instalada en Santa Cruz, impulsa la venta de sus nuevos productos procesados con Tecnología Balance, que permite un secado rápido y mantiene el blanco más puro por más tiempo, pues no amarilla en ambientes internos y externos. A diferencia de la competencia, esta pintura, a base de agua, genera beneficios económicos. Los pintores no tienen que comprar, en forma adicional, un diluyente porque viene lista para pintar y garantiza una mayor vida útil de accesorios. Por ejemplo, con el esmalte sintético la brocha puede ser reutilizada después de lavarla.

Pintura sin olor. Estas nuevas pinturas, elaboradas con tecnología de última generación, que no tienen olor son ideales para pintar paredes en hospitales o habitaciones de niños en las viviendas. La tecnología balance está en los esmaltes sintéticos y barnices. Coral apuesta a demostrar que lo más económico no siempre es lo mejor. Si además de la pintura, se debe comprar diluyentes y no es posible reutilizar la brocha, sin duda que a la larga el pintado se encarece. Los productos de Coral son menos agresivos al medioambiente y tienen una línea de sustentabilidad. En los productos para madera y en los sintéticos, garantía de 10 años.

Santa Cruz es el mercado donde tenemos mayor demanda y presencia de marca, ocupando el #1 en el Top of Mind del consumidor final, mientras que #2 en el occidente del país. Para lograr una posición de liderazgo han tenido que trabajar e invertir. Pinturas Coral realiza lanzamiento innovador todos los años y garante tener los mejores productos premium, látex, impermeabilizantes, sintéticos y madera del mercado. Coral invita al consumidor para que pruebe los rendimientos de sus látex, la elasticidad superior de sus impermeabilizantes, el rápido secado de sus esmaltes sintéticos y la garantía de sus barnices.