Escucha esta nota aquí

Los ‘mañaneros’, comerciantes que se asientan de forma ilegal en la calle Jorori entre las 3:00 y las 9:00 los miércoles y sábados, continúan pagando 2 y 5 bolivianos por el espacio para poder vender sus productos. Ellos justifican que es un "aporte" para la limpieza del lugar. 

EL DEBER registró imágenes del momento en que una persona, en la calle Jorori, vestida de civil y portando una credencial realizaba el cobro. Los comerciantes explicaron que los que pertenecen a una asociación pagan 2 bolivianos y los no afiliados, 5 bolivianos.,

n
,

Una vendedora, que pidió no identificarse, dijo que este monto es un ‘aporte’ para limpiar el lugar donde venden y que es administrrado por la dirigencia. A su vez, negó que en esta jornada se haya realizado algún tipo de pago, aunque las cámaras de este diario digital registraron lo contrario.

Se observó también cómo comerciantes se negaban a pagar, pero al final terminaron haciéndolo. La semana pasada este hecho ya había sido denunciado por Jimena Mamani, de la Asociación 22 de Mayo en mano, que mostró recibos de pago y acusó al dirigente de los ‘mañaneros’, René Troncoso, de una serie de irregulares.

Puedes leer: Troncoso: “No soy dueño de Maquio ni de Sur y Chilchi”,

Disputa con la Alcaldía

Desde hace medio año los ‘mañaneros’ están enfrentados con la Alcaldía que, a través de la Secretaría de Defensa Ciudadana, busca reordenar mercados y reinstalar a los comerciantes informales. Este gremio se opone a la idea de abandonar la feria Barrio Lindo.

En este periodo se han registrado varios enfrentamientos entre gremiales y gendarmes, el último fue anoche que terminó con un saldo de nueve comerciantes detenidos y una decena de guardias municipales heridos.

El dirigente de este sector René Troncoso ha sido convocado a declarar ante el Ministerio Público en varias oportunidades. Para este martes estaba fijada una audiencia cautelar, pero se excusó alegando problemas médicos.

Se lo acusa de asociación delictuosa, amenazas, coacción, lesiones graves y leves, entre otros delitos luego de que dirigiera una marcha de protesta, el 14 de agosto, que terminó a golpes con los gendarmes.