Escucha esta nota aquí

La Empresa Municipal de Aseo de Santa Cruz (Emacruz) ha puesto a consideración del Concejo Municipal la creación de nuevas categorías dentro de la tasa de aseo urbano, donde estarán incluidos los centros de abastecimiento y de servicio, es decir, los mercados que son grandes productores de desperdicios, donde deben alzar basura hasta tres veces al día.

De esta forma, el gerente de Emacruz, Johnny Bowles, negó rotundamente la posible subida de las tarifas del servicio de aseo urbano, aclarando que se están creando nuevas categorías, en las que también ingresarán las ferias y los eventos públicos, así como el transporte y el tratamiento de neumáticos fuera de uso.

Bowles aclaró que a Vega-Solví se le paga por la recolección y transporte de residuos a Bs 190,79 por tonelada. “Es uno de los precios más bajos de Bolivia, si comparamos con los Bs 543,99 que paga La Paz, los Bs 200,96 que cancela El Alto, y algo similar al precio de Cochabamba, que es de Bs 189,43; siendo que en Santa Cruz de la Sierra se recogen 1.800 toneladas de desperdicios por día, tres veces más que las otras ciudades grandes”, refirió.

El gerente de Emacruz recordó que las diferencias de los montos que se pagaban a SUMA se generaron por la inflación de precios desde 2003. “SUMA solo operaba con nueve camiones compactadores que recogían 800 toneladas diarias; Vega-Solví cuenta con 48 compactadores y la basura se ha incrementado a 1.800 toneladas por día. La subvención se genera por el incremento en la generación de residuos desde 2001, cuando se aprobó la tasa de aseo urbano que se aplica hoy”, aclaró.

El Concejo aprobó el informe

El miércoles, con ocho votos, el Concejo Municipal aprobó el informe de la comisión de Administración y Finanzas, acerca de la modificación de la tasa de aseo urbano.

Esta situación ha causado susceptibilidades, lo cual provocó que los tres concejales de la UCS no votaran a favor y que Johnny Fernández haga una serie de preguntas al gerente de Emacruz, quien aseguró que no se tocarán las categorías domiciliaria, comercial e industrial, pero sí están insertando otras clases de contribuyentes.

El tema del reajuste de la tasa de aseo urbano siempre saca roncha, y ante las amenazas de los vecinos, el municipio apunta a otros sectores para tratar de nivelar un supuesto déficit que denuncia el concejal Fernández en la recaudación por el servicio, dando a entender que la subvención es bastante elevada, el 58%.

“Me deja duda Bowles, porque no sé si solo llega al 42% la recaudación por el servicio y por ello ¿la Alcaldía debe subvencionar el restante 58%? En el informe que dio habla que en 2018 se recaudó Bs 150,1 millones, y como no lo actualizó, dice que en 2017 el pago por el servicio a Vega-Solví fue de Bs 355,8 millones, entonces el subsidio es bastante grande”, cuestionó Fernández, que estima que de seguir así la contribución para los próximos cinco años será de Bs 1.897,6 millones.

Fernández teme que el incremento sea del 50%, es decir, que si un vecino antes pagaba Bs 20 por el recojo de basura, en los próximos meses cancelará Bs 30.

Asimismo, el concejal recordó que a SUMA, el anterior operador, se pagaba Bs 41,55 por tonelada por la disposición final, pero a Vega-Solví se cancela Bs 121,13, prácticamente el triple.

Omar Rivera, dirigente de la Fedjuve, anunció movilizaciones callejeras. “Esta nueva ley que pretenden aprobar es atentatoria contra los vecinos”, agregó.

PARA RECORDAR

SUBA DE 2012
En diciembre de 2012, el organismo deliberante autorizó el alza de aseo pero solo para las industrias y el comercio.

ALZA FRUSTRADA
El 21 de mayo de 2015 Emacruz intentó subir escalonadamente la tasa de aseo, pero los concejales salientes lo rechazaron.