Opinión

... Cara a cara

El Deber Hace 12/13/2017 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

Álvaro García Linera ha vuelto a asegurar que no estará en el binomio del MAS en 2019. El presidente en ejercicio no detalló su decisión esta vez, como lo había hecho antes, cuando explicó que se dedicará, fuera del Gobierno, a formar cuadros políticos que garanticen la continuidad del partido que llegó al poder en 2006. La posición de García Linera es clara, pero el problema radica en cuánto le cree ahora la gente al oficialismo y a sus líderes, después de que Evo Morales anunció que candidateará otra vez, desconociendo la votación mayoritaria del 21 de febrero contra su intención de ser reelecto. El jefe del MAS ha dicho algunas veces que el ‘vice’ es su yunta, lo que aumenta las dudas sobre si García Linera cumplirá su compromiso de dejar el Gobierno al concluir su mandato.
 
Carlos D. Mesa está ratificado
como vocero de la demanda marítima ante La Haya hasta que se conozca el fallo de ese tribunal. Finalmente lo aclaró ayer Álvaro García Linera, lo que resulta una posición inteligente para no abrir frentes innecesarios ni especulaciones de las que se puedan aprovechar los políticos chilenos. Más allá de los cálculos y de las estrategias preelectorales de los políticos bolivianos, que sacan siempre un buen rédito de los impasses con Chile, es necesario mantener una coherencia y unidad interna respecto a la defensa de los intereses nacionales en La Haya.
 
Un año después, la tragedia de LaMia sigue generando cuestionamientos. El Chapecoense entró a escena por las indefiniciones del seguro para las víctimas. Tampoco se avanza en aclarar quién era el dueño de la aerolínea.