Escucha esta nota aquí

Apenas renunció Juan Manuel Llop tras la derrota ante Real Potosí, el nombre de Mauricio Soria, para suplirlo en la conducción técnica, fue el de mayor consenso dentro del directorio de Oriente. Pero el DT, en un contacto con DIEZ, ha sido lapidario respecto a su situación actual: “Me hablaron dos dirigentes y no la tienen clara de qué es lo que quieren, en esas condiciones, no voy”, dijo escuetamente. Pero además, han comenzado a aparecer otros escenarios respecto al que debe comandar al equipo albiverde.

Ayer fue un día de reuniones y análisis dentro del directorio que preside José Ernesto Álvarez. Soria fue el primero en ser contactado y la respuesta que recibió desde adentro tras su declaración fue que “más bien es él quien hasta ahora nos mandó su propuesta económica”, declaró el directivo Yimi Montaño. En este primer escenario de lo que hoy se vive en Oriente, está claro que lo del cochabambino no madura, o se aleja. Lo que se buscaba con Soria era ‘mano dura’ en un equipo criticado por falta de entrega.

Pero además hay otro factor: un sector de la barra y otro de los socios no están de acuerdo con su llegada por su pasado en Blooming y por aquel polémico partido ante Bolívar en 2014 en el Tahuichi, cuando los paceños se coronaron campeones. Esta situación ha incidido, ya que el directorio quiere evitar que el plantel se vea envuelto en cualquier tipo de escándalo. Soria dijo ayer que no tenía nada que decir porque no había nada oficial, más allá de reconocer que lo contactaron dos dirigentes.

Datos no oficiales hablan de que el presupuesto para el técnico es de $us 25.000, si es que viene Soria. Si al final se diera un acuerdo, el técnico asumirá después del partido del domingo ante Bolívar en La Paz y dispuesto a jugarse la primera parte de la presión que existe ante Aurora en Cochabamba, el 7 de octubre. De ahí, hasta el 20, tendrá un buen espacio para implementar su idea, aprovechando el receso que hay por la selección, que debe encarar dos partidos por la fecha FIFA. De momento, todo puede pasar.

El segundo escenario que también se maneja es mantener hasta fin de año a la dupla Marín Camacho-Marciano Saldías, que el domingo debutó con una victoria ante el líder Royal Pari (1-0). Ambos declararon ayer que manejan incluso toda la logística de cara al partido ante Bolívar este domingo. El riesgo que se corre y que se analizó anoche es que si los resultados no acompañan, no solo puede subir la temperatura por los reclamos de que se sume, sino que le puede costar caro a ambos entrenadores.

El presidente del club, José Ernesto Álvarez, está de viaje, por lo que la decisión aún no ha sido tomada de forma definitiva, aunque ‘Keko’ está muy al tanto de lo que se maneja. Hay voces que hablan de que hasta el domingo se definirá el nombre del técnico porque no quieren apresurarse para no cometer un error que pueda ser lapidario para la gestión actual. Es que con Llop se sumó a 13 el número de entrenadores que han pasado por Oriente, desde que Álvarez asumió hace cinco años. Ninguno ha logrado sacar al equipo campeón.

El tercer escenario que apareció ayer es entregarle el equipo a otro técnico extranjero: Pablo ‘Vitamina’ Sánchez, que dirigió Oriente en su momento y que estuvo a punto de coronarse campeón. Para asegurarlo Oriente debe actuar rápido, ya que Santiago Wanderers de Chile está por ficharlo y eso dejará sin opciones a los albiverdes. Quienes trabajaron con Vitamina, que fue traído en la gestión de Miguel Antelo, hablan de una buena gestión por el trabajo que implementó el argentino y que estuvo a punto de rendirle sus frutos con un título.