Escucha esta nota aquí

Familiares de las víctimas del incendio del supermercado Ycuá Bolaños de Asunción, que el 1 de agosto de 2004 causó la muerte de 364 personas y más de 200 heridos, recordaron este sábado la tragedia y lamentaron la impunidad de la que dicen que gozan los responsables del suceso.

Los familiares de las víctimas participaron este sábado de un acto religioso en recuerdo de los fallecidos y guardaron un minuto de silencio en su memoria.
?

 "Tenemos la deuda pendiente de no haber recibido justicia. Los responsables de la tragedia están absolutamente libres, y muchos de ellos ni siquiera pisaron la cárcel", dijo Carmen Rivarola, de la asociación de familiares de víctimas de Ycuá Bolaños, que perdió a su tía y a su cuñado en el incendio.

El accidente


El incendio del supermercado Ycuá Bolaños de Asunción, que se originó el 1 de agosto de 2004 en la chimenea de la parrilla del restaurante del establecimiento por falta de mantenimiento, según la pericia, dejó 364 muertos y más de 200 heridos.

Tras un largo y controvertido proceso judicial, el propietario del local, Juan Pío Paiva, y su hijo, Víctor Daniel Paiva, fueron condenados en 2009 a 12 y 10 años de prisión, respectivamente, mientras que un guardia del supermercado fue condenado a 5 años por homicidio doloso.
Todos han sido ya puestos en libertadio.

Los presuntos responsables

Rivarola señaló como culpables del suceso a la Municipalidad de Asunción, que otorgó el permiso de habilitación de un local comercial que "no tenía extractores ni salidas de emergencia", lo que lo convertía en "un auténtico horno".

También culpó al arquitecto responsable de la construcción del edificio, así como a los empresarios propietarios del local y a uno de los guardias, que ejecutó la orden de bloquear las puertas del edificio una vez declarado el incendio, de forma que los clientes quedaron atrapados.