Francia, Túnez, Kuwait, Siria y Somalia fueron sacudidas hoy por atentados que han causado decenas de muertos y heridos.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó hoy "en los términos más contundentes" los ataques terroristas en Túnez, Kuwait y Francia y reclamó que los responsables sean llevados ante la Justicia.

Túnez. Al menos 39 personas murieron hoy y 36 resultaron heridas en un ataque en la localidad turística de Susa. El grupo extremista sunita Estado Islámico (EI) reivindicó en un comunicado difundido por cuentas yihadistas en Twitter el atentado. El documento asegura que el ataque estaba dirigido a los "antros (...) de fornicación, vicio y apostasía en la ciudad de Suse" y ello "pese a las medidas (de seguridad) reforzadas en torno a estos antros" en la playa de Kantaui.

Francia. Mientras tanto, al sureste de Francia un hombre apareció decapitado y varias personas resultaron heridas a la entrada de una fábrica de gas en la que se produjo una explosión por la colisión de un vehículo contra varias bombonas de gas. El presunto autor del atentado, detenido hoy, estuvo vinculado con movimientos salafistas y fue vigilado por los servicios de inteligencia de 2006 a 2008, aunque no tenía antecedentes penales.

Kuwait. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) perpetró  un atentado contra la mezquita chií del Imán Al Sadik, situada en el centro de la capital kuwaití, en el que perdieron la vida al menos 27 personas y 227 resultaron heridas.

Somalía. Decenas de soldados burundeses murieron en un ataque reivindicado por la milicia islamista Al Shabab contra una base de la Unión Africana (UA) en la localidad somalí de Lego. Los militantes integristas atacaron la base con granadas y metralletas, confirmaron testigos al portal de noticias local Shabelle.

Siria.
Al menos 164 civiles murieron a manos del grupo Estado Islámico (EI) desde que el jueves. Los yihadistas lanzaran un ataque contra la localidad kurda de Kobane, al norte de Siria, informó el viernes Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que denunció una "masacre".

EEUU  se pronuncia por tres países

El Gobierno de Estados Unidos condenó hoy "en los términos más enérgicos" los ataques terroristas ocurridos en Francia, Kuwait y Túnez y ofreció a los tres países "el apoyo necesario" tras los atentados.

"Nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas de estos ataques atroces, con sus seres queridos y con la gente de los tres países", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en un comunicado.

Earnest reiteró que, como el presidente estadounidense, Barack Obama, confirmó en las últimas semanas a sus homólogos franceses, kuwaitíes y tunecinos, EE.UU. está "decidido" a trabajar en un "esfuerzo común para luchar contra el flagelo del terrorismo".

Interpol ofrece ayuda


Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) ofreció su apoyo a las autoridades de Francia, Túnez, Kuwait y Somalia tras los atentados de hoy en esos cuatro países, que han causado decenas de muertos y heridos.

Su centro de coordinación y comando (CCC) y la sede de su secretaría general están en contacto con sus respectivas oficinas en esos países para aportar la asistencia necesaria, informó la Interpol en un comunicado.

"Los ataques de hoy reflejan la verdadera dimensión global de las actuales amenazas terroristas", destacó el secretario general del organismo, Jürgen Stock, que recordó que esa entidad puede servir de "plataforma global" para apoyar los esfuerzos de sus 190 países miembros en la neutralización de esas amenazas.