Escucha esta nota aquí

¿Qué tan poderoso puede ser un superhéroe cuya habilidad es convertirse en un insecto? Mucho más de lo que podría pensarse. Ant-Man (el Hombre Hormiga) ha demostrado que encogerse tiene múltiples ventajas.

 Como los espectadores de Infinity War ya saben, Ant-Man (Paul Rudd) y The Wasp (Evangeline Lilly) no participaron en esta guerra contra Thanos, así que esta nueva película explicará la razón de su ausencia. 

La historia

En la primera película de Ant-Man, el personaje de Lilly guarda rencor a su padre por la muerte de su madre, pero a lo largo de la historia descubre que, en realidad, Janet (Michelle Pfeiffer), la original The Wasp, desapareció en el subatómico Reino Cuántico mientras trataba de desarmar un misil nuclear ruso.

La cinta apuesta por una historia que descubre secretos del pasado. La misión es rescatar a Janet en el Reino Cuántico, y que funciona como secuela de Ant-Man y de Captain America: Civil War.

La primera parte recaudó más de $us 500 millones en todo el mundo, una cifra que, según los expertos, será superada por esta continuación, sobre todo debido a que su argumento promete tener ramificaciones en los sucesos de la próxima cinta de The Avengers, que se estrenará en 2019.

Las páginas de críticas aseguran que es un filme con un humor inteligente que servirá como un gran cierre de año, para que los fanáticos del Universo de Marvel se queden con un buen sabor de boca.

Detalles

Para saber

Estas son algunas de las     curiosidades de este filme:

Aparición. En los cómics, Bill Foster es un bioquímico que recreo la fórmula de las partículas Pym, eliminando sus efectos secundarios.

Laurence Fishburne interpreta a este personaje.

Habilidades. Ant-man cuenta con las siguientes: Reducción del tamaño hasta niveles subatómicos, rayos interruptores en los guantes, traje que porta al sujeto reducción, además de tener telepatía o comunicarse con las hormigas.