Escucha esta nota aquí

La justicia sentenció el jueves a ocho años de prisión a Felicidad Morales Gonzales, una anciana de 86 años, descubierta comercializando marihuana al raleo en su domicilio de la calle 5 del barrio La Colorada.
La condena dictada en un procedimiento abreviado pactado entre la defensa de la procesada, la Fiscalía y una jueza ha sido calificada como un acto de insensibilidad humana de parte de los administradores de justicia, pues en criterio del ex fiscal antidroga José Luis Bravo, debieron ser más indulgentes con la octogenaria.

“El narcotráfico siempre utiliza a la población más vulnerable, como los niños y como esta anciana. Si usted mira las imágenes, la señora ni siquiera se da cuenta de lo que está pasando; creo que haberla sometido a un procedimiento abreviado ha sido una decisión muy apresurada, ella ha tenido una falta de orientación jurídica y, obviamente, para el Ministerio Público es mucho más cómodo obtener una sentencia rápida que haber hecho una investigación”, dijo el exfiscal.

Freddy Larrea, coordinador de la Fiscalía de Sustancias Controladas, refutó las declaraciones de Bravo e indicó que no es la primera vez que se sentencia a una persona de la tercera edad involucrada en narcotráfico y dijo que la anciana en cuestión está con sus plenas facultades mentales.

Larrea señaló que en su declaración la mujer se negó a delatar al hombre que le surtía la droga y, en la inspección en su casa, se hallaron 109 sobres (345 gramos de marihuana) y Bs 66.000 en billetes de Bs 20, dinero que le fue devuelto.

“La Ley 1.008 no prevé ninguna regla de excepción con los ancianos. Y lo de insensibilidad es subjetivo, porque ella ha envenenado quién sabe a cuántos jóvenes con la droga. De todos modos, puede acogerse a la ley de indulto”, sostuvo el fiscal Larrea. / BV