Escucha esta nota aquí

El Mando Central de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos (Centcom) aseguró este miércoles que no puede "corroborar" la muerte del "número dos" del grupo yihadista Estado Islámico (EI), Abu Ala al Afri, en la localidad iraquí de Tal Afar.

"Estamos al tanto de los informes periodísticos que dicen que el "número dos" del EI ha muerto en un ataque aéreo de la coalición en Tal Afar y no disponemos de información para corroborar esa afirmación", informó el Centcom en un comunicado.

La nota se divulgó después de que el Ministerio de Defensa de Irak anunciara este miércoles la muerte de Abu Ala al Afri y de otros dirigentes del EI en un bombardeo de la coalición internacional que lidera Estados Unidos.

En un comunicado, el Ministerio de Defensa afirmó que, "según informaciones precisas de Inteligencia", la coalición bombardeó la mezquita de Al Shuhadae, en el barrio de Al Ayada, en Tel Afar, 60 kilómetros al oeste de Mosul, donde estaba reunido el "número dos" del EI con otros miembros del grupo.

Sin embargo, el Comando Central negó que la coalición haya atacado una mezquita.

"Podemos confirmar que los aviones de la coalición no atacaron una mezquita, como alegan algunas informaciones de la prensa", indicó el Centcom.

"Ponemos en práctica importantes medidas, al elegir objetivos y durante el transcurso de las operaciones, para reducir los riesgos potenciales de daños colaterales y víctimas civiles", agregó el Mando Central.

Según dijo un alto responsable de seguridad iraquí, Al Afri, cuyo nombre verdadero es Abdulrahmán Mustafa, se unió a la red terrorista Al Qaeda en Afganistán en 1998 y participó en ataques en "otras zonas del mundo", antes de volver a Irak.

Al Afri fue uno de los principales ayudantes del antiguo líder de Al Qaeda en Irak, el jordano Abu Musab al Zarqaui, muertos en un bombardeo estadounidense en la ciudad de Baquba, en 2006.

El EI se hizo el pasado verano con el control de Mosul, la segunda ciudad de Irak, así como de varias regiones del norte de ese país y de la vecina Siria, donde ha proclamado un califato.

EEUU comenzó el pasado año una ofensiva de bombardeos contra posiciones del Estado Islámico.

Estados Unidos inició esa campaña de ataques aéreos de manera unilateral en agosto de 2014 limitándose sólo a Irak, para después, con la creación de una coalición internacional, extender su acción a Siria bajo la operación "Determinación Inherente".