Escucha esta nota aquí

Pablo Saucedo, asistente de la gerencia técnica del IBCE, indicó que la devaluación de la moneda brasileña traerá para Bolivia perjuicios en la competitividad en el mercado internacional, porque los productos nacionales resultarán más caros que los brasileños, lo que provocará un incremento en la importación de bienes del vecino país.

“El boliviano resultará más fuerte en relación con el real, se van a abaratar muchos productos. Es probable que el contrabando pueda aumentar, pero en el último tiempo la Aduana viene haciendo un buen trabajo para intentar controlarlo”, explicó Saucedo.

Desde el IBCE recordaron que en estos momentos Bolivia tiene una balanza comercial positiva con Brasil gracias al gas. En 2014, las ventas a Brasil fueron de 3.800 millones de dólares, un 90% de las exportaciones es gas. En contrapartida, Bolivia le ha comprado a Brasil 1.600 millones.

De acuerdo con datos del Banco Central de Bolivia (BCB) 3,18 reales equivalen a un dólar. El IBCE señala que la depreciación está relacionada con la fortaleza y el crecimiento de la economía de Estados Unidos, por lo cual el dólar se hace más fuerte.

En el último año, Brasil devaluó su moneda un 39,84% frente al dólar.