Escucha esta nota aquí

Una "guerra delincuencial" entre los investigados por el millonario desfalco al Banco Unión identificó hoy el Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, sobre el proceso del cual fue apartado el investigador Erlan Almanza, acusado por presunta extorsión.

"Vemos que entre los que están implicados en este caso del Banco Unión hay una guerra interna, una guerra de acusaciones, de amenazas de muerte entre ellos en el penal, realmente es una pugna, una pugna de delincuentes y hoy el uno al otro quieren enlodar. deslindar responsabilidades y hasta hay amenazas de muerte", aseveró en Cochabamba. 

Conoce más: 

La autoridad informó que existen "nuevos elementos, nuevas personas, nuevos actos investigativos que se van a hacer sobre otros inmuebles, sobre otros bienes que han sido identificados".

Ratificó que no se tolerarán actos de investigación y que el fiscal apartado del caso debe demostrar su inocencia. "Hay nuevos fiscales que van a permitir el avance de esta investigación", garantizó.

Lea también: 

El 16 de febrero, Juan Pari, principal implicado en el desfalco de 37,6 millones de bolivianos al Banco Unión, denunció haber sido extorsionado por el fiscal Erlan Almanza a través de otros imputados como William y Juan Carlos Gott, que le sonsacaron dinero con el fin de resolver su situación jurídica que finalmente no se realizó.

Hace cinco días se conoció otra denuncia contra el fiscal Almanza sobre una supuesta negociación de 20.000 dólares para beneficiar con cesación de detención preventiva a otro de los imputados del caso, Alexis Calderón, quien era amigo de Pari.