El crecimiento acelerado de la universidad ha hecho que no se cuente con los recursos necesarios para el pago de docentes, sobre todo para las facultades de provincias, y muchos profesores trabajan con carga horaria cero (no reciben sueldo), aunque lo están resolviendo de manera paulatina, según el rector, Saúl Rosas.

Para aliviar este problema, el rector y el vicerrector proponen la formación virtual, sobre la cual ya hay un plan piloto para tres carreras, aunque el objetivo final es llegar a ocho.

El vicerrector Oswaldo Ulloa dijo que la Uagrm cuenta con 1.800 docentes y de estos más del 90% es regularizado (1.700 están en planilla), pero existe un 10%, que significan 157 docentes con carga horaria cero, entre invitados e interinos, cuya situación todavía está en proceso.

“Hay una deficiencia que aún no podemos cubrir, por el crecimiento excesivo y que principalmente se da en las facultades integrales, por ejemplo, Montero tiene 10 carreras, es un tremendo costo”, sostuvo.

Ulloa agregó que cuando recibieron la gestión había un déficit de 126.000 horas (con docentes que trabajan sin sueldo) y con un techo de carga horaria de 178.000, ahora esta última subió a 305.000 horas, distribuidas entre todas las facultades y unidades, y el déficit bajó un 50% gracias a la política implementada.

“Estamos restringiendo la división de grupos, la creación de carreras y facultades”, precisó.