Escucha esta nota aquí

El Comando militar central de Estados Unidos (Centcom) suspendió su cuenta de Twitter este lunes luego de que un grupo que declaró su apoyo al Estado Islámico (EI) pirateara sus cuentas en las redes sociales y difundiera públicamente documentos internos.

En un golpe propagandístico contra el sector castrense de Estados Unidos, el escudo del comando central fue reemplazado en su página de Twitter por una cinta en blanco y negro con la imagen de un combatiente encapuchado con la inscripción "CyberCaliphate" (CiberCalifato) y "I love you ISIS" (Te amo EI).

"Podemos confirmar que las cuentas de Twitter y YouTube del Comando militar central de los Estados Unidos fueron intervenidas este lunes más temprano. Estamos tomando las medidas apropiadas para tratar este asunto", dijo un funcionario de la defensa.

El CiberCalifato "ya está aquí, estamos en tus computadoras, en cada base militar", escribieron los piratas electrónicos en la cuenta de Twitter antes de que fuese retirada por las autoridades.

El poderoso Centcom, cuya base está en Tampa (Florida), controla la guerra aérea guiada por EEUU contra la organización Estado Islámico en Irak y Siria, así como otras fuerzas estadounidenses en Medio Oriente.

El hackeo a las cuentas del Centcom en las redes sociales se produjo al mismo momento en que el leía un discurso sobre seguridad cibernética Barack Obama, presidente de Estados Unidos

Funcionarios estadounidenses dijeron que estaban investigando el alcance del ataque cibernético, pero aparentemente no fueron subidos documentos clasificados a las redes.