Opinión

Cara a cara...

  

El Deber Hace 10/29/2018 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

Hay expectativa por cómo se encara esta semana la crisis del Tribunal Electoral y sobre todo por la posición de Antonio Costas, uno de los vocales presidenciables de los cinco que aspiran a ese cargo mañana martes. El Organo Electoral quedó descabezado con la renuncia de Kathia Uriona, luego de que el vicepresidente García Linera declarara que los árbitros no deben deliberar sobre el fallo del TCP que habilita como candidato a Evo Morales y después que el segundo mandatario opinara que solo tienen funciones operativas en las primarias y los comicios generales. Sin embargo, Costas se ha puesto al frente y el sábado declaró en el programa radial Asuntos Pendientes que los vocales se pronunciarán el 8 de diciembre sobre el alcance vinculante del referéndum del 21-F. Es interesante la actitud del vocal y habrá que ver hasta dónde aguanta su temple las presiones que recibirá el TSE antes de la esperada fecha.

No están en igualdad de condiciones ante la justicia el presidente de la Brigada Parlamentaria Cruceña y la mujer que lo acusa de darle golpizas durante su relación sentimental. Solo lo estarán si el diputado acude a las citas judiciales sin apoyo de algunos de sus compañeros de ruta política y si pide licencia para asumir su defensa, como lo han exigido incluso algunos personajes de su partido.

Más de 70 casos de agresiones físicas de maestros a alumnos se han denunciado en Bolivia durante lo que va del año. Es alarmante que en las aulas los educadores recurran a métodos cavernícolas para imponer disciplina. No podemos conseguir sociedades tolerantes y menos violentas con educadores que entienden que la única forma de educar a los “alumnos rebeldes” es a punta de palo.