La izquierda colombiana, que ha gobernado Bogotá durante los últimos 12 años, reconoció este domingo su derrota en las elecciones para la Alcaldía de la capital, ganadas por Enrique Peñalosa, y le felicitó por su triunfo.

Al poco tiempo de conocerse el resultado, el alcalde de Bogotá,
Gustavo Petro, anunció que está preparado para hacer el traspaso de
poder a Peñalosa, del movimiento ciudadano Equipo por Bogotá, que
asumirá el 1 de enero de 2016 por un periodo de cuatro años.

"Como es mi deber democrático desde mañana estará listo el
gobierno de la Bogotá Humana para hacer el empalme con el nuevo
Gobierno de Peñalosa",
escribió Petro en su cuenta oficial de
Twitter.

Según el escrutinio oficial, con el 99,57 % de los votos
contabilizados, Peñalosa obtuvo 900.427 sufragios, equivalentes al
33,12 % del total.

En segundo lugar se situó Rafael Pardo, de la Alianza Bogotá
Adelante, formada por los partidos Liberal y de la U, con 774.585
votos (28,49 %), mientras que Clara López, del Polo Democrático
Alternativo (PDA), que representaba la continuidad de los tres
últimos gobiernos de izquierda bogotanos, obtuvo 496.198 votos
(18,25 %).

López, que contó con el apoyo de Petro, reconoció también su
derrota y envió su felicitación a Peñalosa en un discurso ante sus
simpatizantes tras conocer los resultados.

Asimismo, subrayó que este es "un momento de reflexión" pero
también de aprestarse para lo que será su próxima lucha, que es "la
refrendación de los acuerdos de paz
que se van a firmar antes del 23
de marzo (de 2016)" por el Gobierno y la guerrilla de las FARC.

Ante esa situación, pidió establecer la "gran convergencia
democrática"
por "la urgencia y la importancia estratégica de seguir
marchando unidos para la reconstrucción de paz y reconciliación en
Colombia".

Derrota del uribismo en Medellín
El ingeniero civil y especialista en gerencia Federico Gutiérrez, del independiente Movimiento Creemos, ganó la Alcaldía de Medellín, la segunda ciudad de Colombia, con un 35,62 % de los votos, informó el ente electoral.

Con el 95,81 % del escrutinio, Gutiérrez, de 40 años, obtuvo
234.104 votos, seguido con 225.543 sufragios (34,32%) por el abogado
Juan Carlos Vélez, del Centro Democrático
, el partido del
expresidente y senador Álvaro Uribe.

En el tercer lugar figura Gabriel Jaime Rico, de la Gran Alianza
por Medellín, que reúne al Cambio Radical y el Partido Conservador
con 107.063 votos, un 16,29 %.

El resultado no se ajustó a lo que habían pronosticado las encuestas, en las que siempre estuvo en cabeza por un buen margen de ventaja el candidato uribista.

Un reconciliador mandará en Cali
El candidato independiente Maurice Armitage, un empresario que fue secuestrado en dos ocasiones, una de ellas por las FARC, y ahora promueve la reconciliación nacional, venció en las elecciones para la Alcaldía de Cali, la tercera ciudad de Colombia.

Armitage, de padre británico y madre colombiana, obtuvo 245.562 votos (38,64 %), con los cuales superó a Roberto Ortiz, del Partido Liberal, que recibió 158.848 (24,99 %), según el escrutinio oficial con el 92,27 % de los votos de las elecciones municipales contabilizados.

En Cali, el exvicepresidente colombiano Angelino Garzón fue el gran derrtoado. Candidato por el Partido de la Unidad Nacional (Partido de la
U), arrancó la campaña como favorito y quedó en tercero con
135.942 votos (21,39 %).

Totalmente a favor del proceso de paz que el Gobierno celebra con
las FARC desde hace tres años en Cuba, Armitage hizo parte de una
las cinco delegaciones de víctimas que el año pasado acudieron a
audiencias con los negociadores de paz en La Habana.