Escucha esta nota aquí

La crecida de los ríos Guadalquivir, Santa Ana y Camacho inundó viviendas y terrenos con cultivos agrícolas en el valle central de Tarija, según reporte preliminar de la Unidad de Gestión de Riesgos de la Gobernación.

Por el aumento del caudal de estos afluentes existen más de 100 familias damnificadas. La crecida fue provocada por las torrenciales lluvias que cayeron por 7 horas consecutivas, desde la medianoche hasta la madrugada de este viernes.

Según el director de Gestión de Riesgos, Omar Galarza, en la parte alta del río Guadalquivir se reportó el desborde en comunidades aledañas como Corana, San Lorenzo y Tomatitas, a tal punto que inundó viviendas.

Galarza dijo que el río alcanzó una altura de 8 metros para generar desastres a lo largo de su recorrido.

“Bomberos y efectivos del Grupo Zar se movilizaron para socorrer a las familias damnificadas. Tuvieron que sacar sus pertenencias de sus casas”, afirmó el funcionario.

La crecida del río Guadalquivir en la parte baja provocó también estragos en al menos 8 comunidades después de juntarse sus aguas con el río Camacho y Santa Ana.

El director de Gestión de Riesgos indicó que el caudal se elevó a más de 10 metros de altura.

En la zona tuvo su impacto en las comunidades de Ancón Grande, La Choza, San Isidro, Muturayo y el Valle de la Concepción, donde se producen uvas, duraznos y hortalizas.

“Todavía no hemos podido cuantificar la cantidad de damnificados porque no se puede ingresar a estos poblados por el lodo. Se va esperar que pueda secar y deje de llover para permitir la evaluación”, mencionó Galarza.