Escucha esta nota aquí

Ignacio Villa Vargas, más conocido como ‘el viejo’, se ha declarado culpable este jueves para someterse a un juicio abreviado en un caso del que es investigado por más de cinco años. El Ministerio Público procesa al imputado por el caso de supuesto terrorismo y alzamiento armado en Bolivia.

En la audiencia que se llevó a cabo este jueves en el Tribunal Primero de Sentencia del Palacio de Justicia de la ciudad de Santa Cruz, Villa Vargas aceptó su participación en la instalación de bombas en las casas del cardenal Julio Terrazas y del concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS), Saúl Ávalos, en marzo y abril de 2009.

Los atentados a la casa del cardenal y del concejal Ávalos los hice con gente del Gobierno, yo colaboré con ellos”, dijo Villa Vargas sin mencionar los nombres de las personas del Ejecutivo que participaron en la agresión que sufrió la autoridad de la Iglesia católica y el edil cruceño.

En el documento presentado por Ignacio Villa Vargas en donde solicita someterse a un procedimiento abreviado, el acusado afirma que desde 2009 trabajó como chofer de Eduardo Rosza y añade que luego fue contratado por gente del Ministerio de Gobierno para informar de todos los movimientos de Rosza, siendo encargado de recibir toda esta información el señor Luis Nolberto Clavijo Castro.

“En esas circunstancias conocí al entonces coronel Jorge Santiesteban, al capitán Walter Andrade y a la policía Marilyn Vargas, y por encargo de estas personas organicé un churrasco en mi casa de Cotoca, al cual asistieron Andrade, Rosza, Flores. Los gastos fueron cubiertos por Santiesteban”, señala su declaración en el documento al que tuvo acceso EL DEBER.

Por parte del Ministerio Público, el juez Marco Antonio Rodríguez, que forma parte de la comisión de fiscales del caso Terrorismo, manifestó que se reunirán con el abogado del "viejo" y negociarán el pedido del imputado.

“La comisión de fiscales se va a reunir para analizar la pertinencia de la solicitud y convocará al abogado y al señor Villa Vargas para la negociación correspondiente”, explicó Rodríguez.