Escucha esta nota aquí

Informaciones contradictorias sobre otro león del Parque de Hwange, en Zimbabue, surgieron este sábado e incluso una ONG afirmó que murió. Se trataría del hermano de Cecil, que fue abatido por un cazador estadounidense en un espacio aledaño a la reserva.

"Con desagrado e inmensa tristeza acabamos de recibir la noticia de la muerte de Jericho, hermano de Cecil, abatido a las 16H00 (14h00 GMT) de hoy" sábado, informó en su página en la red internauta Facebook la ONG Zimbabwe Conservation Task Force, sin brindar fuentes ni detalles.

El anuncio provocó gran revuelo en las redes anglosajonas, pero Jericho resucitó en un tuit de los Amigos de Hwange: "Gracias por asumir que las informaciones según las cuales Jericho fue abatido hoy son FALSAS", indica esta fundación.

La ONG que lanzó la noticia de la muerte de Jericho no se caracteriza, aparentemente, por su fiabilidad.

El león cazado


Cecil, macho dominante del parque, destacaba por su melena negra poco común y era objeto de una investigación científica sobre la longevidad de los leones de la universidad británica de Oxford, que lo equipó con un collar de seguimiento.

Walter Palmer, un acaudalado dentista estadounidense que mató a Cecil, el león más famoso de Zimbabue, dijo que fue engañado por sus guías locales y que pensaba que estaba cazando dentro de la ley.

No obstante, regresó a Estados Unidos como si nada hubiera pasado y ahora las autoridades zimbabuenses solicitan su extradición.

La muerte del popular león Cecil generó indignación en todo el mundo. Además, según los especialistas, Jericho podría matar a los descendientes directos de Cecil para asegurar la predominancia de los suyos sobre las hembras.