Escucha esta nota aquí

El Senado destituyó ayer a la exmagistrada del Tribunal Constitucional Sorayde Chánez y remitió su caso a la Fiscalía para que esta instancia la procese por la vía penal. Sin embargo, la disidencia de dos senadores oficialistas y su ausencia en la deliberación final es causal de nulidad de todo el proceso, explicó la defensa.

“Se dispone la destitución definitiva de la magistrada Soraide Chánez y se remiten antecedentes al Ministerio Público”, concluye el fallo leído en el pleno de la Cámara de Senadores, con el voto de la mayoría perteneciente al Movimiento Al Socialismo (MAS).

Los senadores Mario Choque y Mary Eva Vacaflor tomaron la palabra para manifestar su disidencia a este fallo.

Choque señaló que el caso debería volver a Diputados porque se lo instauró con delitos penales cuando la sanción solamente fue administrativa, la destitución. Mientras que su colega Vacaflor señaló que en el proceso no se defendió la vigencia del debido proceso y reflexionó a sus correligionarios sobre sanciones de instancias internacionales por ese tema.

El artículo 358 del Código Penal, mencionado por el abogado defensor Eduardo León, señala que “concluido el debate los miembros del Tribunal pasarán de inmediato y sin interrupción a deliberar en sesión secreta; en la cual solamente participa el secretario y ninguna otra persona más. La deliberación no se podrá suspender salvo enfermedad grave y comprobada de alguno de los jueces”. El jurista aseguró que Choque y Vacaflor no fueron convocados a esa reunión.
El artículo establece que el juez ausente “debe ser reemplazado y realizar el juicio nuevamente”, manifestó.
Los dos miembros del jurado, efectivamente, no firmaron la sentencia final, confirmó

EL DEBER con el documento original. “Además, al emitir su voto en la audiencia, confirmaron que no estuvieron en la deliberación. Si hubieran estado, debieron poner su disidencia e incluso presentar un proyecto de sentencia diferente”.

El senador Fidel Surco admitió que no estuvieron. “Siempre se los convocó, pero ellos no asistieron”, dijo, mientras que el senador por Chuquisaca, David Sánchez, manifestó que en la deliberación final, el miércoles por la noche, no estuvieron. Los dos senadores disidentes no quisieron declarar a los medios de prensa