Escucha esta nota aquí

El caso de una presunta red de corrupción dentro de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) otra vez explota. El fiscal que lleva el proceso, Leopoldo Ramos, no descartó incluir a su presidente, Carlos Villegas, como investigado si hay indicios contra él.
Y es que a más de un mes de iniciada la pesquisa fiscal, Ana Belén Camacho, una de las imputadas, afirmó que el supuesto clan estaba conformado por el titular de la estatal petrolera.

Belén Camacho, hermana de Selva, exfuncionaria de YPFB-Chaco, quien guarda detención preventiva por el mismo caso, llegó de Brasil, donde habría sido enviada por Villegas para no ser involucrada en las investigaciones. Pero con declaraciones a la prensa abrió un paraguas de dudas respecto a las investigaciones.

“Me presento para dar cuenta de lo que está pasando, para decir cómo funciona esta red de corrupción. Yo tenía tratos con Carlos Villegas. Él no quería que diga cómo opera esta red que el señor Villegas encabeza. Él es quien me daba contratos de eventos”, dijo en Santa Cruz.

Ampliación
El fiscal Leopoldo Ramos manifestó que es posible ampliar una investigación, siempre que haya una declaración formal.
“Lo que ha hecho (Belén?Camacho) fue una referencia. Necesitamos que ella declare formalmente y señale indicios. En base de ello, seguro que sí se va a ampliar”, manifestó.

Mientras tanto, añadió que ya existe una instrucción para ejecutar su orden de aprehensión, en las próximas horas.
El tema preocupó a la gobernadora de Santa Cruz, Ruth Lozada, quien pidió una pesquisa de los casos de corrupción.

“No es el único escándalo que tuvimos. Esperemos que la justicia, así como hicieron los magistrados, que renunciaron para que se pueda hacer archivo de obrados, se investigue profundamente, se desvelen todos los casos de corrupción y que el Gobierno le ponga mano dura a eso”, indicó.

Además de ello, Belén?Camacho dijo ayer que Villegas le pidió ponerse en contacto con Mónica Ramírez, abogada de la estatal, para que “la saque de toda la investigación”.
Afirmó haberse encontrado con ella en la terminal cruceña, donde le habría pedido $us 10.000.

Ramírez, rechazó dichas declaraciones. Afirma que Camacho quiere distraer las investigaciones. Negó conocerla y anunció con presentar una querella criminal por el delito de difamación, injurias y calumnias por asegurar que la quiso extorsionar.

El senador electo Óscar Ortiz indicó que impulsará que se organice una comisión que tenga como único fin investigar el caso Villegas.
Por su lado, el senador Carlos Romero defendió la gestión de Villegas y señaló que la denunciante es utilizada por sectores políticos