Escucha esta nota aquí

Familiares del paracaidista italiano Marino Diodato acudieron a un juzgado público de la capital para pedir, a través de un memorial, la declaratoria de muerte presunta del hombre, a fin de dar vía libre a la recuperación por derecho de herencia de costosos bienes confiscados.

El memorial, radicado en un juzgado el 21 de febrero de este año, lleva la firma de un abogado en representación de dos hijos de Diodato. Cita la norma que establece en el Código Civil que si una persona no aparece después de cinco años, es posible solicitar su declaratoria de muerte presunta. 

Asimismo, se menciona que Marino Diodato poseía bienes costosos, entre ellos inmuebles, estancias, departamentos en un condominio, además de una casa en la avenida Alemania, entre el quinto y sexto anillo, en los galpones donde funciona el PAC, la Patrulla de Auxilio al Ciudadano de la Policía.

Diodato fue sentenciado a 12 años de cárcel por el delito de narcotráfico, pero escapó el primero de febrero de 2004 de la clínica Bilbao, donde permanecía internado desde 2003. Burló a tres escoltas, que fueron procesados y desde entonces fue declarado prófugo por la justicia.
El fiscal Freddy Larrea aseguró que no corresponde el pedido por cuanto esos bienes ya fueron confiscados en una sentencia. Para el comandante departamental de la Policía, Alfonso Siles, el italiano sigue prófugo y dijo que los familiares tienen el derecho de pedir, pero que la justicia debe definir.

Tags