Escucha esta nota aquí

Guardaparques hallaron un cuerpo en estado de descomposición en el cordón ecológico del río Piraí durante un recorrido realizado ayer por la mañana en dicho lugar.

El cadáver, de sexo masculino, se encontraba de espaldas en un espacio donde habitualmente se esconden los indigentes denominados topos. Los restos estaban irreconocibles por los efectos de la putrefacción, pero se observó que el hombre era de complexión robusta. Vestía una bermuda blancuzca y una polera de color café.

Sabino Guzmán, jefe de la comisaría 4 de Noviembre, manifestó que se investiga para saber si se trata de una persona en situación de calle o de alguna víctima de los malvivientes, puesto que a simple vista se pudieron observar lesiones en la cabeza del fallecido.

La Policía interrogó a dos indigentes para ver si reconocían al muerto, pero ninguno lo identificó