Escucha esta nota aquí

El 14,9% de la población en Bolivia ha tenido dificultades auditivas, según el INE, y se estima que el 3% tiene problemas serios de comunicación y adquisición de lenguaje por diferentes diagnósticos. Esas cifras, además de vivir de cerca la deficiencia, personalmente o con familiares, llevaron a la Fundación Oír a proponerse el reto de desafiar este problema de salud capacitándose.

Para tratar la estimulación auditiva, verbal, cognitiva y el valor fonético y fonológico, llegó la rehabilitadora auditiva Marcela Barros, que dictó un curso de estimulación auditiva y lenguaje en niños hipoacúsicos (sordos) a profesionales en rehabilitación.

“Enseño a escuchar y a hablar a niños sordos que usan audífonos o recibieron implantes cocleares, así como a los padres y maestros”, indicó la especialista, que es docente de sordos y perturbados del lenguaje en la universidad de El Salvador, en Buenos Aires.

Charla para padres
Barros dictará hoy un taller para padres, docentes y familiares de niños hipoacúsicos en el auditorio de la Caja Petrolera de Salud (calle España N.º 690, entre Rafael Peña y Andrés Ibáñez), de 17:00 a 20:30. La entrada no tiene costo.