Escucha esta nota aquí

Concentrados, entregados a la Virgen del Socavón y listos para dejar el corazón sobre el escenario pero con la sensación de estar desamparados. Así se encuentran los músicos de Pasión Andina, el grupo orureño que esta noche representará a Bolivia en el Festival de Viña del Mar.

Y es que nuestros compatriotas no sienten el mismo apoyo de su país como en las anteriores ediciones del certamen, así lo hizo conocer Nelzon Gutiérrez (se escribe con zeta), líder de la agrupación a Sociales&Escenas en un contacto telefónico desde la ciudad balneario de Chile. “Sentimos el apoyo de Oruro, nuestra tierra, que nos transmiten su aliento a través en las redes sociales, pero no del resto de la nación.

Percibimos que hay un ambiente de negativismo, pero no es contra nosotros, sino que se trata de un rechazo al festival. De todas maneras las expectativas van a estar y de no ganar un premio porque se ha perdido la confianza con lo que sucedió el año pasado, vamos a escribir otra historia. Hay un buen nivel de competición y creo que tenemos lo nuestro para triunfar”, dijo el compositor de Morena, el tema con el que se medirán contra los grupos de Chile, Brasil, Argentina, Perú y Colombia.

El grupo quiere dejar la polémica surgida el año pasado cuando la presidenta del jurado, la española Paloma San Basilio, eligió a la representante de Chile como ganadora después de registrarse un empate con el grupo boliviano Ch’la Jatun. Un veredicto considerado injusto por todos los bolivianos.

Consejos

Con humildad, los músicos de Pasión Andina solicitaron ayuda de Las Colqueticas (Potosí) y de Ch’ila Jatun (Cochabamba), anteriores representantes bolivianos del festival. “Nosotros llamamos a Las Colqueticas para consultarles si se podían hacer arreglos musicales con la orquesta del festival y nos dijeron que sí, por su parte, Wilson Hermosa, representante de Ch’ila Jatun, nos aconsejó que chequemos bien el sonido y que debíamos concentrarnos antes de la presentación. Ambos tuvieron muy buena voluntad”, explicó Gutiérrez.

Desde que llegaron a Chile hace una semana estuvieron ensayando, recién ayer tuvieron un día libre para conocer la ciudad.

Se sorprendieron del clima de ‘Viña’, que a pesar de conocerse como una ciudad con una hermosa playa tiene un clima bastante frío.

La agrupación está hospedada en un céntrico hotel viñamarino y confirma que han sido tratados con amabilidad y cortesía, aunque como ya es habitual para los competidores de la categoría folclórica, no han sido procurados por la prensa acreditada.

El efecto Evo
Al argentino Pedro Aznar, que fue elegido como presidente del jurado de esta edición, le cambió la cara cuando le contaron la historia de Paloma San Basilio. Así lo reflejó la prensa chilena después de que ayer se hizo eco de las palabras del mandatario nacional, que reiteró sus intenciones de hacer un certamen “mejor que el de Viña del Mar”.

Los jueces salieron al paso a través de una conferencia de prensa en la que manifestaron que “el festival es una instancia de encuentro", mientras que Aznar, garantizó absoluta “imparcialidad” en caso de otro empate