Escucha esta nota aquí

Samuel Doria Medina anunció la venta del 51 por ciento de sus acciones al interior de la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce), que ahora estará en manos de Holding Cemento S.A., empresa con capitales peruanos del "Grupo Gloria". El negocio fue por 300 millones de dólares.

"Hago esto para dedicarme a tiempo completo a trabajar a tiempo completo por el país. Me estoy retirando de toda la actividad empresarial. Me voy de Soboce después de 28 años, hace 28 años entré a una empresa débil que daba trabajo a 200 empleados, ahora da trabajo a diez mil personas de forma directa", aseveró el empresario.

Sostuvo que el contrato firmado con los nuevos propietarios se acordó no retirar a ninguno de los trabajadores de la empresa y no se cerrará ninguna planta de cemento. Dijo que su futuro será seguir trabajando con los proyectos de responsabilidad social empresarial.

"Hemos vendido junto a mi familia el 51 por ciento de la empresa, la empresa Holding tenía una participación minoritaria y ahora tiene la mayoría de las acciones. Seguramente es el negocio más grande en la historia de la bolsa boliviana de valores", detalló Doria Medina.

Explicó que no existe intereses políticos tras la determinación, sostuvo que lo hace "por una decisión de vida de trabajar por lo menos por los próximos 20 años por el país". Aclaró que conserva sus inversiones en Burger King porque "necesita de donde comer".

Afirmó que Soboce tenía un valor de un millón de dólares hace 28 años y hoy alcanza los 600 millones de dólares, por lo que ponderó el trabajo de los profesionales bolivianos. "No cambiará el precio del cemento, tiene que ver con las acciones", dijo.

Garantizó que no será candidato a ningún municipio o Gobernación en las próximas elecciones subnacionales y dijo que los nuevos dueños "tienen planes de expansión" y controlan ahora el 98 por ciento de la empresa.

"Ha habido una serie de juicios, se ha nacionalizado entre comillas Fancesa y creemos que ahora como los dueños son extranjeros el Gobierno les pagará (...) Me quedo en el país y los juicios se quedan en Soboce", exclamó Doria Medina.

No había capital boliviano capaz de la compra

Doria Medina precisó que en el país no existe un empresario o un consorcio capaz de adquirir Soboce y explicó que con su presencia "no se podía conseguir más gas y existían problemas como con Fancesa. El Gobierno nos quiso perjudicar", aseveró.
,

El excandidato presidencial dijo que se dedicará a tiempo completo a Bolivia, después de estar 28 años en la industria del cemento.
,
n