Escucha esta nota aquí

Este jueves por la mañana en Cochabamba se inauguró la centésima Asamblea Ordinaria de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) que durará hasta el martes 10 de noviembre con un mensaje al pueblo.

En la oportunidad se han pronunciado el Presidente de la CEB, monseñor Oscar Aparicio y el Nuncio Apostólico en Bolivia, monseñor Giambattista Diquattro.

Durante el acto, Diquattro manifestó que se debe tomar decisiones concretas en favor de la pastoral familiar, "considerando en particular la manera de aplicar las más recientes disposiciones canónicas que el Papa Francisco ha promulgado para favorecer una más eficaz pastoral familiar, en sintonía con los tiempos modernos".

Por su parte, el monseñor Aparicio se refirió a varios temas y dejó entrever que la reunión número 100 de los obispos de Bolivia estará marcada por los lineamientos que señala el papa Francisco en relación a la familia y los problemas concretos de la gente. A su vez, hizo un llamado a defender el derecho de la objeción de conciencia.

Finalmente, Aparicio felicitó al obispo Javier del Rio por la realización del Congreso Eucarístico que se celebró en Tarija en septiembre de este año. "Ha sido una experiencia de comunión de toda la Iglesia en Bolivia y con extraordinarias oportunidades de formación", apuntó a tiempo de concluir su intervención y bendecir la centésima asamblea.

Entre las actividades previstas, el domingo 8 de noviembre, a horas 7:00 se celebrará una misa en el Templo de la Compañía de Jesús en la que puede participar toda la comunidad católica.