Escucha esta nota aquí

El gobierno chino cerró 66 campos de golf "ilegales", una decisión altamente simbólica, tomada en medio de una campaña de lucha contra la vida lujosa de los altos funcionarios de la administración.

El Partido Comunista Chino, que monopoliza el poder, mantuvo siempre una compleja relación con el golf, calificado durante muchos años de pasatiempo elitista de la gran burguesía extranjera.

Los campos cerrados, tres de ellos en Pekín, se encuentran en todo el territorio chino, según el decreto del ministerio chino del Territorio y de los Recursos Naturales.

El comunicado del ministerio no precisó si se trata de un cierre definitivo o temporal.

Otros tres campos cerrados se encuentran en la isla tropical de Hainan, donde la jet set china pasa sus vacaciones, se indicó.

Por otra parte, los campos de golf consumen mucha agua. Varios de los campos cerrados se encuentran en el norte de China, que sufre una penuria crónica de agua.

China cuenta con el campo de golf más grande del mundo -12 recorridos de 18 hoyos en una superficie de 20 km2- en Shenzhen, una metrópolis meridional.

El "Mission Hills Golf Club" fue diseñado bajo la supervisión del célebre campeón estadounidense Jack Nicklaus, considerado como uno de los mejores golfistas de la historia.