Escucha esta nota aquí

En una famosa escena de Star Wars (La guerra de las galaxias), la princesa Leia hace que R2D2 reproduzca un mensaje de video holográfico en medio del aire en el que pide ayuda a Obi-Wan Kenobi. Según David Fattal, en un futuro próximo, los smartphones y otros dispositivos móviles podrán mostrar algo muy parecido.

La empresa Leia, bautizada así por esa escena de la película, hará una demostración de su nueva pantalla en 3D la semana que viene en el Congreso Mundial del Móvil que se celebrará en Barcelona (España). Este mismo año planea lanzar un pequeño módulo de pantalla capaz de producir imágenes 3D en color y vídeos, visibles desde 64 puntos de vista distintos sin necesidad de usar gafas especiales.

Información luminosa

La clave de la tecnología de Leia reside en un invento que aprovecha los avances en la capacidad para controlar a nanoescala el camino que sigue la luz. La empresa denomina ‘luz de fondo multivistas’, por primera vez en un artículo de la revista Nature publicado hace dos años.

En aquel momento David Fattal era investigador en HP Labs y su trabajo se aplicaba a las interconexiones ópticas, que permiten a los ordenadores intercambiar información codificada en forma de luz. Pero se dio cuenta de que esta idea también se podía usar para mostrar imágenes holográficas.

Las interconexiones ópticas dependen de estructuras a nanoescala llamadas redes de difracción que hacen que los rayos de luz que impactan en ellas viajen en direcciones concretas dependiendo del ángulo con el que llegan.

A Fattal se le ocurrió que en vez de usar redes para mandar la luz por un cable para transmitir datos, podía diseñarlas para que enviaran la luz en direcciones concretas en el espacio, y que eso podría ser la base de una pantalla holográfica en 3D. La empresa creó una forma de que los hologramas surjan de una pantalla de cristal líquido (LCD) convencional