Escucha esta nota aquí

El municipio cruceño mantiene la alerta. El Departamento de Emergencia atiende una media de 10 emergencias por año en fiestas navideñas ocasionadas por incidentes con juegos pirotécnicos, por lo que pide precaución en la manipulación de estos productos, algunos prohibidos por su alta peligrosidad.

El director de esta unidad, Roxney Borda, señala que en caso de accidente hay que tranquilizar a la persona y esperar a que el servicio de emergencia acuda para tratar la situación con equipos adecuados. 

 

“La población debe evitar echar mano a remedios caseros, ya que estos pueden agravar la situación”, sostiene el funcionario y menciona que los padres deben supervisar a sus hijos con el uso de estos productos y ser ellos quienes los adquieran. Por otro lado, exhorta a no arrojar petardos contra edificaciones ni colocarlos sobre las manos o dentro de botellas o latas.

En el caso de las mascotas, la municipalidad sugiere ubicarlos en un lugar seguro y alejado del ruido, ya que las explosiones causan daños en su sentido auditivo y provocan situaciones de pánico.

Desde la Unidad de Bomberos de la Policía, el coronel José Aguilar sugiere evitar el uso de juegos pirotécnicos, ya que estos pueden ocasionar quemaduras, lesiones en la cara, los ojos y miembros inferiores y superiores del cuerpo, así como pérdida de los mismos o de la audición. 
A diario se anotan entre cuatro y cinco incendios y en estas fechas el riesgo es mayor, por lo que 61 bomberos estarán  acuartelados en su estación central. Las líneas de emergencia habilitadas son el 800-125050 y el 119.