Una inusual manifestación realizó la mañana de este lunes un grupo de representantes de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve). Además de las ya tradicionales pancartas y estribillos, los vecinos invitaron agua de palta a los transeúntes en señal de protesta por el incremento de un boliviano en el precio de la leche.

Omar Ribera, ejecutivo de la Fejuve de Santa Cruz, dijo a EL DEBER que la protesta ha sido protagonizada por dirigentes vecinales, pero para este miércoles los vecinos ya analizan una marcha masiva en la que no descartan instalar un piquete de huelga de hambre.

Explicó que el invitar agua de semilla de palta es una representación simbólica de que la subida del precio de la leche obligará a los vecinos a dejar de consumir este producto y tener que beber solo té en el desayuno.

Preparan protesta nacional 

La radicalización de las protestas será coordinada, dijo Ribera, con la dirigencia nacional para que otros departamentos también se sumen. “Si el Gobierno en el plazo de 24 horas no anula el incremento esto (las protestas) se radicalizará”, advirtió el dirigente.

La protesta de este lunes fue realizada desde las 7:00 hasta cerca de las 8:30 al frente una distribuidora de la PIL, entre avenida Beni y quinto anillo.

Incremento del precio de la leche

La ministra Teresa Morales dio luz verde, el 11 de diciembre, al incremento del precio de la leche y de tres derivados. La bolsa de leche de 946 mililitros se incrementa de 5 a 6 bolivianos, el yogur bebible sube de 50 a 60 centavos de boliviano y la leche saborizada de 50 a 60 centavos.

La leche Del Elías también subirá en sus cuatro versiones (1 kg, 120 g, 24 g y 37 g).